Buscando la verdad

Durante mi tiempo aquí en Costa Rica he recibido una historia muy positiva del país. La mayoría de las personas que presentan las charlas, los profesores de las clases, y mi familia tica han pintado un cuadro muy bonito para mi y mis compañeros. Por ejemplo, oí que sí hay pobreza, pero no pobreza extrema. Que sí hay hambre, pero todavía esa gente es feliz. Que sí hay violencia, pero esta concentrada en unos barrios pobres y de inmigrantes. Que no existe mucha discriminación. Oí que es el país más feliz en el mundo. También el país no tiene un ejercito, y en vez utiliza este dinero para proveer seguro social a la mayoría de la gente y una buena educación gratis. De este punto de vista parece que el país no tiene problemas graves, y no hay una necesidad de reforme.

Pero, al otro lado, he recibido otra historia muy en conflicto. En dos de las organizaciones que visitamos, nos dijeron una historia diferente. Ellos dicen que sí hay pobreza extrema, hambre, discriminación, y sufrimiento. Que hay personas que no reciben una educación buena, ni el seguro social del estado. Que hay muchas inmigrantes trabajando por bajos ingresos y que les hace falta muchas necesidades básicas.

Es difícil saber cual historia es la verdad y quien tiene la razón. En mi opinión es más fácil creer que Costa Rica es un país bonito, feliz, y sin problema, y esta es la historia que recibí de muchas personas que viven en la clase media o media alta. Es más fácil aceptar este cuento en vez de buscar problemas y el sufrimiento. Pero, soy trabajadora social y tengo la responsabilidad de buscar la verdad. Pienso que en cualquier país en el mundo si uno habla con las personas que tiene dinero o poder va a recibir una historia muy diferente que si habla con una persona de la pobreza o un grupo discriminado. Por esa razón, es necesario tener el dialogo con varias personas del país que tienen varios puntos de vista.

En “Pedagogía de los oprimidos” Paulo Freire nos dice que, “The struggle begins with men’s recognition that they have been destroyed. Propoganda, management, manipulation-all arms of domination-cannot be the instruments of their rehuminization. The only effective instrument is a humanizing pedagogy in which the revolutionary leadership establishes a permanent relationship of dialogue with the oppressed.”

Si queremos saber la verdad sobre la situación en este país no podríamos aceptar cada cosa que oímos. Tenemos que tener el dialogo con la gente más oprimida y tratar de entender su realidad. Igual en los EE.UU, si uno habla con un anglosajón de la clase media alta sobre el racismo es muy posible que va a recibir un punto de vista muy diferente que si habla con una persona afroamericana que vive en la pobreza. Como trabajadora social tengo la responsabilidad de tener el dialogo con la gente más oprimida, más discriminada, y más pobre porque estas personas son las cuales sirvo. Tenemos que recordar que hay muchas personas que se benefician de decirnos que no hay problemas, pero también hay mucha gente que sufre si aceptamos esta historia sin investigación.

One thought on “Buscando la verdad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *